viernes, 3 de abril de 2009

ALMA SILENTE.





A veces hay puertas que se cierran, otras se abren, pero no nos damos cuenta porque nos quedamos estáticos frente a aquella puerta cerrada.

Hay personas que no saben lo que tienen hasta que lo pierden...Y otras hasta que no lo encuentran no saben lo que se estaban perdiendo.

Hay que dejar que crezca el amor, la amistad, la felicidad en el corazón de otra persona y si en ella no crece conténtate porque en el tuyo sí creció. Ama hasta que te conviertas en lo que todos quisieran amar.

Aunque te hallan humillado, engañado, decepcionado, el amor te llegará si tienes fe y esperas.
Ama aún cuando sabes que no serás recompensado.

No nos fijemos tanto en como son los demás cada quien es una cabeza y un mundo diferente, hay que dejar que cada quien sea uno mismo.

No nos fijemos tanto en las cosas de afuera, enfoquémonos en lo de adentro, lo externo se pierde pero lo interno no.


No nos fijemos tanto en las cosas materiales, nada de eso queda por siempre, no son eternas.

Por eso busquemos la felicidad o dejemos que llegue a nosotros, no la despreciemos.

Por: Meli.

Foto:cortesía de google.

2 comentarios:

Gigi German dijo...

Me fascinó este post! Tanto, que no quize perderme de dejarte un comentario, por el mensaje tan positivo.

Es cierto! Que nada empañe nuestra felicidad, que nunca perdamos la esperanza, no hay que dejar de sonreir! Nos merecemos la visión de un vaso medio lleno, no medio vacio. Pongamos la mente positiva, y esperar siempre lo mejor de lo mejor.

:)

Bello bello, tu mensaje!

Melisa dijo...

Claro, Dios quiere lo mejor para sus hijos, no quiere que tengamos cosas a medias, sino en plenitud, gracias a su gracia, muchas gracias Gypsy y me alegra que te haya gustado.