lunes, 1 de marzo de 2010

VOCIFERA MI LENGUA, PARTE II


Si tan sólo callera derrumbada hacia el vacío y no despertar jamás, no escuchar susurros, no sentir alientos, que no broten lágrimas de mis ojos, que no hayan despedidas de terceros… Tan sólo eso, caer… Caer… Despedirme de mi misma… Morir completamente… Pero Dios no lo permite… Dice que puedo, que mi corazón, mi mente y mi cuerpo resisten todo esto que paso y que todavía falta, pero sabré sobrellevarlo aunque sea pesada la carga… Me dice que tengo fuerzas, que tengo sueños y metas, que todavía no es tiempo… Que son sólo piedras… Unos demonios sueltos…

Si se manifestaran, si se hicieran carne, si pudiera estrangularlos, juro que lo haría, para matarlos completamente y que me dejen tranquila, pero… Cada uno lo llevamos, lo llevamos dentro, por lo menos eso creo, pero mis ángeles son más fuertes, me acompañan siempre, el Señor me los manda y no permiten que caiga - no seré vencida- pelearé esta guerra y ganaré la batalla…


Amén.




Imágenes: Indiscutiblemente Google

6 comentarios:

Libelula De Azul dijo...

Así mismo, Meli! NO te rindas! Saldrás victoriosa..!
Yo también he querido a veces matar las voces, estrangular los gritos... Pero lo mejor es siempre dejarlos salir, para que se vaya por fin, y nos dejen en paz!

Meli dijo...

Claro que no me rendiré india bella, no lo he hecho nunca y menos ahora... (Unos demonios sueltos)..."Personas". Dejarlos salir, por supuesto, pero a veces ellos no se quieren ir... Ellos atacan de manera diferente y lo sabes... Y lo malo es: cuando se apoderan de la gente... (Aquí hablo en tercera persona). Sé que me entiendes perfectamente.

Gracias... Yo te te quiero!

AlegriadeQuerer dijo...

rsibe un abraso nuevamente meli. que tan cerca estamos? vives en santiago?

Lidia M. Domes dijo...

Querida Meli:

La Vida es el regalo más bello que se nos ha dado... y las dificultades, siempre podrán superarse porque Dios nunca nos da más de lo que podemos trascender.

Nuestra propia consciencia nos permite hacernos cargo de todo lo que nos pase, y siempre habrá algo bueno que nos quede de cualquier experiencia por la que nos toque atravesar!!!

Un abrazo, y mucha fuerza!!!

Lidia

Meli dijo...

Lo recibo Yudelka... Y no, no vivo en Santiago, pero como quiera estamos cerca...

Un beso...

Meli dijo...

Sí bella Lidia, estoy de acuerdo, Dios no permite ninguna prueba que no podamos soportar, aparte de que nos envía la salida junto con ella como es el caso que ya ha comenzado a hacer su entrada.Y por supuesto que de cada situación hay algo bueno... Si están tan pendientes... Es por algo...

La fortaleza me la da Dios mismo... Gracias a él me mantengo en pie.

Un beso a usted por igual.