viernes, 19 de febrero de 2010

A MIS LOCOMOTORAS


Desde lo más intenso y hondo de mi corazón, ustedes son mi alegría, caricias, ilusión, ternura, infinidad de emociones en mi sentir… Mi aliento, mi respiro, emoción, son lo más bello y lo más importante después de Dios y que Él mismo me regaló… Los quiero un montón.
Es que son mi todo por los cuales lucho día a día, sin importar palabras necias, barreras… Por ustedes he aprendido poco a poco a vencer y sobrepasar fronteras…

Y no me dejaré vencer, no caeré y si pasa… Me levantaré, porque a través de Dios, ustedes Kevin y Alan me dan fuerzas para continuar, seguir hacia delante sin tener que mirar atrás… Los amo de verdad y mi meta es seguir creciendo en la vida, como persona, madre, mujer, para poderles brindar todo lo que mi corazón anhela y que estoy segura que Papá Dios les regalará…
Muchas bendiciones para ustedes, mis locomotoras, mis respiros del día a día.


Atentamente: su mami Issa.


Foto: del autor
11 DE NOV. DEL 2009


6 comentarios:

Lidia M. Domes dijo...

Hermoso el Amor que te nutre y te guía...

Un abrazo!


Lidia

Meli dijo...

Lidia, ellos son mi impulso del día a día.

Gracias por pasar...

Libelula De Azul dijo...

Así es.... estos son los motores de tu vida, y siempre será así!! Dale siempre gracias a Dios, amiga, por tus hijos, que son hermosos, sanos, inteligentes, y felices! :D

DULCE dijo...

Que bella eres Meli!
Una entrada deliciosa, me has hecho lagrimear recordando mis polluelos, ya crecidos, cuando eran niños como tus locomotoras...
Te abrazo fuerte de mami a mami!
Besossssssssss
Dulce

Meli dijo...

Así es mi bella Sarah... AMEN!

UN BESITO.

Meli dijo...

Gracias dulzura, jajjaj, para nosotras nunca dejan de ser polluelos por más que crezcan,un abrazo pa ti también.